EDUCACIÓN

29.11.2010 18:59

EL MENOSPRECIADO PLAN LECTOR

Prof. Roxana Herrera Alva.

 

 La Educación Básica tiene como finalidad el desarrollo integral de los alumnos, por ello,   promueve  la formación de diversas capacidades. Una de ellas, considerada de gran importancia dentro del desarrollo de capacidades comunicativas, es lograr que el alumno muestre un significativo acercamiento a los textos (Aún no hay evidencia de un plan lector) para luego de un proceso de motivación, adecuación y monitoreo tener indicios en un mediano plazo una formación de las estructuras internas del hábito lector, que posteriormente contribuirá a desarrollar con eficacia las competencias comunicacionales y sociales.

A nivel de Hispanoamérica la Educación Básica Regular no  concreta el desarrollo de esta macro capacidad llamada hábito lector. Los estudios realizados han demostrado que en el Perú el 80% de alumnos que egresan de las diversas Instituciones Educativas han  leído un promedio menor en comparación a otros países de América Latina, y esto no contribuye en la concreción del hábito lector y más aún cuando se pretende mediocremente responsabilizar de la formación de este hábito a los profesores de la especialidad, cuando la responsabilidad es de todos, desde las autoridades educativas institucionales hasta el personal de mantenimiento y servicios.

Durante el desarrollo de la labor pedagógica se ha tomado en mala práctica el menospreciarla aplicación de un Plan Lector a pesar que la diagnosis muestra  la escasa práctica de la lectura que hay en  las personas, a juicio de experto se pueden identificar factores que influyen negativamente en la formación del hábito lector:

 

  • La despreocupada actitud de los padres por motivar la práctica de la lectura. No hay padres lectores.
  • La falta de compromiso de todos quienes integran la comunidad educativa (Redes sociales,Institucionales, familia) que repercute en el desinterés de los alumnos por leer. 

Reconociendo al o la docente como agente motivador para el desarrollo de capacidades, luego de los padres de familia; se considera conveniente aplicar un proyecto de lectura, para promover el acercamiento y gusto por esta práctica. Esta estrategia debera considerar el trabajo directo con alumnos, alumnas, Docentes y  Padres de Familia. 

            Ante estas consideraciones, podríamos plantear la siguiente interrogante:

 

Si la aplicación de un Plan Lector permite el acercamiento de los alumnos a actividades relacionadas con la lectura y así propicia el hábito lector en las personas ¿por qué el menosprecio de las autoridades para plantear actividades significativas y no figurativas?